Monday, November 20, 2006

poema 40

Pocos, los que creen dirán:
Ese instante le pertenece al destino.
Pero yo, por incrédulo presuntuoso
lo declaro de nosotros:
Creado de alguna mirada
y alojado en algún punto
entre nuestros ojos.

De nosotros para cambiar su color
y crecer con miradas o morir con miradas.
Esta atrapado, esperando.
Hazaña difícil para el tiempo,
aunque sea un instante de él,
quedarse indispuesto por
la voluntad de posibles enamorados.

Anhelando que las almas se encuentren.
En este mundo.
En este instante.
En este beso.
Post a Comment