Monday, November 20, 2006

poema 31

Amo lo pálido de tu mirada,
lo gris de tu niebla
y el sereno cascabel
de tus cristales sobre mi piel.

Amo cuando mueres
y tus lágrimas me libran de mis penas.
Ohh como eres serena
que con tu gris me vendas.

Añoro que caigas fugaz
en el mar de mi corazón.
Que rompas nuestro silencio
con una pincelada de estrella
y centellen tus diamantes
contra estas olas negras

Te ruego: llora sobre mis hombros
penetra con tu dolor a mi ser,
dibuja en mi mar tus cristales de azul,
hazme llorar por tu amor perdido.
Llorar con color de pena
de noches y sueños.
Los sueños con que pintas de tristeza
el océano debajo de tu eterno desvanecer…
Post a Comment