Monday, November 20, 2006

poema 50

Tengo las palabras de adentro perversas y ciertos sueños perspirados indispuestos a regresar. Sueños expulsados de una conciencia que no se estima, que ha fracasado antes de intentar. ¿Como llegué a ser antimateria humana? Las palabras asquerosas por dentro, pesadillas diurnas y eyaculaciones petulantes de medio uso.
Post a Comment