Monday, November 20, 2006

poema 57

Como encanta que pensar en ti me haga brillar los ojos.
Y recordarte me haga notar que el corazón ya no late a ritmos constantes,
sino al ritmo de tus latidos de ojo.
Me encanta sentir escalofríos al imaginar tu dulce piel erizarse bajo mis caricias.
Te quiero tener cerca, y abrazarte, susurrarte cuanto te quiero y darte los beso más tierno.
Post a Comment