Monday, November 20, 2006

poema 43

No se porqué,
pero nunca me he olvidado de ti.
Para mi decir mujer
es pensar en tu sonrisa.
Decir tu piel
es arder las cenizas.

Siento mi latido en los ojos
que quieren con cada pulso
saltar ya, dejar de mirarte como dos
y ser cíclopes de un beso.

Porque si tras tanto tiempo y tanta
distancia te veo tu y te quiero mía
y fundirte a mi alma y probar
la divina elocuencia que es
tan pura sonrisa.

Quisiera amarte de nuevo, más
de lo que nunca he amado, más
de lo que nunca he querido, más
de lo que nunca he cuidado.

Con mi vida guardaré tu sonrisa.
Post a Comment