Monday, November 20, 2006

poema 36

En algún reloj que no es reloj
caen estrellas en dunas irreversibles.
¿Controlará alguna mano este reloj?
O el tiempo, al parecer por cuenta propia,
destruyó algún balance,
derriba estrellas,
y corre sin motivo.
Post a Comment