Monday, November 20, 2006

poema 2

De las tinieblas y los escombros de una unión parasitaria: En el naufragio contemple mi futuro al pensar sobre mi pasado. A medida que le barco se hundía las imágenes de mi existencia en este planeta me fueron reveladas, ya sé que hago aquí, y es tan simple, tan puro y poco complejo que creo por eso me ha evadido toda mi vida. Mi razón de vivir eres tú Lejos, dentro de los abismos más profundos de mi memoria, siempre has existido tú. Más allá de lo inalcanzable, después de donde se halla el primer rayo de luz emitido por Dios en su firmamento. En mi memoria siempre estarás, esos momentos que compartí contigo cuando éramos niños, el primer beso totalmente tierno que mis labios lograron recibir. Esas horas que hablábamos por las noches, y como se veían esas noches cuando tu voz se hacía brillar más, más que cualquier luna, ó estrella, cuando tu rostro me consumía. Eras tú mi sola razón de existir y hoy más que nunca quiero agradecerte tu tiempo conmigo. No sé que te ha sucedido pero espero que te llegue esta carta algún día, y que puedas entender la verdadera magnitud de mi amor por ti. Gracias a ti podré ser feliz. Te espero en el cielo , Tu amor .
Post a Comment