Monday, November 20, 2006

poema 16

Desterrado del suelo que besa ahora tus pies
asfixiandome por el olor de tu piel
ya encadenado a esta partida,
y en mis labios solo la memoria de tu miel

ilusiva la ulitma mirada
las ultimas palabras
la estatica nos erizó
de punta me aserque más
AYUDA

y en ese momento te besé
y ahi me robaste y te robé
te robé ese beso,
te robé ese espanto,

eres la tierna carne que mordí y despedacé,
tierna carne que nunca me olvidará,
eres la tierna carne que tras su espalda me buscará.
Post a Comment